lunes, 27 de octubre de 2014

¡¡¡Sigo vivaaa!!!

Soooooorry, sorry sorryyy!! Abandono total del blog!! Cuanto más tiempo pasa, más cuesta escribir!! (necesito el emoji del whatsapp que sonríe y tiene la gotita en la frente...).

Venga, que os cuento un poquito lo que he estado haciendo!!

Jueves, viernes y sábados, trabajo por las tardes en Mango (aquí se llama MNG). El curro está genial, no es nada estresante, los compis son super simpáticos y hay muy buen ambiente. La pena es que nunca coincido con Cristina, porque ella trabaja los días que yo descanso, pero ya pediremos un finde libre las dos para ir con Pola a hacer algún viajecito :)

En la escuela me han cambiado a "Avanzado" porque ya eramos demasiados en "Intermedio-Avanzado"(ya no podré ver a mi colega Namo haciéndose selfies en mitad de la clase, sniff...), pero bueno, estoy contenta porque somos menos alumnos en clase y porque al ser un nivel superior te exigen más y aprendes más cositas.

Que gracioso es jijiji

Aunque desde que tengo trabajo estoy mucho más relajada y puedo disfrutar más, esta experiencia aún tiene un cariz un tanto irreal, como si todo esto no fuera más que el sueño que otra persona está soñando y yo me hubiese colado en él...no sé cómo explicarlo. Supongo que con el tiempo esa sensación desaparecerá, ya os contaré!

Esta semana ha sido intensa en cuanto a vida social se refiere: un día he ido a comer con los italianos, otro a una barbacoa en casa de Albert, el viernes hemos empezado de cañas y terminado haciendo break-dance en la fiesta de fin de curso de una muchachada de 18-19 añitos...Lo más curioso que me ha pasado ha sido el martes, cuando decidí salir sola a hacer fotos por la ciudad, y acabé hablando durante horas con un inglés que me preguntó si podía acompañarme porque quería conocerme. Me recordó un poco a "Before Sunrise", aunque me temo que mi inglés aún no da para conversaciones tan profundas e interesantes como las de la película, jajaja.

Con David (español), Cris y Matthieu (franchute) bebiendo cerveza con mandarina (no había limón!)
Selfie del camarero que nos hizo la foto jajaja

Ya desvariando....


Ayer me fui de nuevo con la cámara, esta vez a la playa de St Kilda para ver atardecer, y de camino me hice colega de dos escoceses (juro que el día que consiga entender ese acento, dejaré de estudiar inglés e intentaré aprender chino). Comencé haciendo fotos en la playa, y terminé en el muelle, sin saber que la gente suele ir allí a esas horas para ver a los pingüinos azules. Y así, sin querer, me encontré a uno de esos pequeñajos justo detrás de las rocas en las que me había sentado para fotografiar la puesta de sol  :)



video  video


 





No sabía cuales subir de las tropecientasmil que hice...










No hay comentarios:

Publicar un comentario